Donate Now

Una Experiencia Deportiva Positiva Comienza con el Entrenador

Los atletas de Special Olympics Texas actualmente están participando en más deportes y a niveles más altos que nunca. Gran parte de este éxito puede atribuirse directamente a los entrenadores. Como entrenador, usted aporta el espíritu y las destrezas deportivas que, cuando se infunden, ayudan a definir a un verdadero atleta. Usted es un modelo a seguir y un formador de carácter. Usted da a los atletas de Special Olympics la conciencia más inmediata de su propio valor, aptitud y capacidad de crecer y mejorar.

¿Por Qué Convertirse en un Entrenador de Special Olympics Texas?

Los entrenadores desempeñan una función indispensable en Special Olympics, y la preparación ayuda a asegurar que cada entrenador y atleta tengan la mejor experiencia posible en deportes. Su actitud respecto de los deportes y la competición afectará directamente a sus atletas. Special Olympics cree que la experiencia deportiva y la camaradería que comparten los compañeros de equipo son lo que más beneficia a los atletas.

Responsabilidades del Entrenador:

  • Promover la competencia justa en todos los eventos.
  • Organizar y llevar a cabo un programa de entrenamiento en deportes.
  • Asistir a la capacitación para entrenadores específica del deporte que ofrece Special Olympics Texas.
  • Enseñar a todos los atletas y el personal de entrenamiento las reglas del deporte.

¿Cómo Puedo Convertirme en Entrenador?

Los requisitos para ser un entrenador de Special Olympics Texas son muy simples... tener un gran corazón y disfrutar de un buen momento. A través del Sistema de Educación para el Entrenador, atravesará un proceso de certificación obligatorio, que le permitirá aprender las destrezas necesarias para ayudar a los atletas a alcanzar su potencial deportivo. Dependiendo de sus antecedentes y experiencia, hay disponibles diferentes opciones para obtener la certificación. Instructores vertificados y experimentados le proveerán los recursos que necesita.

Entrenar: Un Lugar para Todos

La idea de entrenar a un equipo puede parecer avasallante, pero usted no debe entrenarlo solo. Puede compartir la responsabilidad y diversión de entrenar con otro entrenador, amigo o familiar. No existen límites para su personal de entrenamiento.